Experiencia de Nardi en Rca. Checa

"Elegí la República Checa como destino para mi experiencia AFS porque sabía que para mí sería un gran desafío."


La República Checa me pareció una mezcla excéntrica de cultura, arquitectura fascinante e historia.  Cada sitio esconde una leyenda, alguna creencia o simplemente belleza.

Hay que adecuarse al gran cambio climático, los horarios y el tipo de alimentación, además de una cultura extremadamente diferente.  Hablar checo al principio me pareció algo imposible de lograr, pero con paciencia y dedicación hoy estoy satisfecha con los resultados que he obtenido, además de que pude perfeccionar mi inglés, porque fue mi medio de comunicación al principio.


Vivir seis meses en un país completamente diferente me ayudo en todos los aspectos de mi vida.  El objetivo de participar de un intercambio cultural no es solo aprender un idioma, sino relacionarnos y aprender algo nuevo cada día.  Medio año fuera de mi primera casa (porque efectivamente mi segunda familia se encuentra en la República Checa) me ayudo a independizarme en gran medida y me demostró que realmente podemos mucho más de lo que imaginamos de nosotros mismos.

Durante el programa aprendí a valorar las pequeñas cosas que tenemos como un amigo cerca, las reuniones familiares o simplemente algún supermercado, ya que allí no contamos con las facilidades que aquí tenemos.

Nunca olvidare a mi familia, ellos me acogieron y me hicieron sentir parte de su hogar, realmente sentí el calor y el apoyo de unos padres luchadores y trabajadores.  También tengo una hermana que es un año mayor que yo.  Ella realmente se volvió mi mejor amiga en esos seis cortos meses, hacíamos todo juntas desde realizar el aseo de la casa, estar en la misma clase y salir juntas, era como si nos conociéramos de toda la vida.

Al principio las personas en general nos pueden parecer algo frías o no muy agradables pero investigando acerca de su historia y costumbres me di cuenta de que sólo son el producto de lo que sucedió hace no mucho tiempo (fueron invadidos, anexados, fueron socialistas alineados a la Unión Soviética) y que poco a poco van evolucionando hacia una cultura más abierta y diversificada.  Simplemente no debemos tener prejuicios ni dar opiniones anticipadas porque todo tiene una causa.  Con el correr del tiempo nos podremos dar cuenta de que son personas hospitalarias y amables, solo que tal vez lo demuestran de otra forma.


Me atrevo a decir que los amigos de AFS son de gran importancia durante la experiencia de intercambio, ya que son ellos quienes están viviendo lo mismo que nosotros y pueden comprendernos, son los que están allí siempre.  Aunque después cada uno deba volver a su país los lazos jamás desvanecerán.

Definiría a la República Checa como un gran cofre de tesoros y aventuras inigualables, y a mi intercambio como la mejor experiencia que tuve en mí vida.

¡Anímate a vivir una experiencia inolvidable y original! 
Nardi Balbuena
Programa de Semestre
Año 2011