Escucha el zumbido de las conversaciones animadas y vivas en las calles, y disfruta del hermoso y diverso paisaje con montañas, llanuras y ríos. Los serbios son a menudo personas relajadas, lo cual se resume con la frase que, habitualmente, usan: nema, ¡no hay problema! No te sorprenderá que los serbios también sean extrovertidos y habladores, siempre dispuestos a compartir su cultura.

Los jóvenes en Serbia suelen ser muy sociables, salientes y disfrutan pasando tiempo en las cafeterías locales, parques, jugando o viendo con entusiasmo los deportes: fútbol, tenis y baloncesto. Siempre existe la opción de unirse a un club organizado después del instituto o en la comunidad como un grupo de baile folclórico serbio.

Explorará los programas disponibles en Serbia